Juntamos otra vez tu juego y mi razón.